MUNDO JURIDICO Y FINANCIERO

ANALISIS LEY VIOLENCIA DE GENERO

1. INTRODUCCION.

 

       La violencia contra la mujer, ha sido desde siempre  una lacra social que no terminamos de desterrar de nuestra sociedad. A pesar de todos  los  avances de la sociedad, en los que la mujer ha participado y  participa activamente, conjuntamente con el resto  de  la sociedad. Avances en todos los sentidos: culturales, políticos, liberales, religiosos, científicos, económicos, industriales, tecnológicos, telemáticos y de comunicaciones…

 

        Así hemos crecido, siendo testigos con satisfacción,  de la incorporación de la mujer al trabajo, la participación en la política activa, de la mujer en los altos cargos ministeriales, la igualdad  en los órganos de dirección de los partidos políticos y de  la administración, de los órganos de dirección de las empresas, la mujer como empresaria, la mujer en la judicatura, la mujer como elemento mayoritario en las enseñanzas universitarias y en otras muchas capas de la sociedad.

 

Han quedado desterradas aquellas escenas de la mujer de la España profunda,  de la mujer en blanco y negro, la buena esposa, la  sumisa y ama de casa, la monja de clausura, la que circulaba detrás del varón, la que opinaba después de nuestros padres, la madre de sus hijos, la que juega con muñecas, la del color de rosa…

 

Los estereotipos sobre la mujer han cambiado. Ya no se ve a la mujer con faldas y a lo loco. La mujer también se pone los pantalones, también manda y se hace respetar. La mujer conduce tan bien como los hombres, gobierna tan bien o mejor que su homólogo masculino, manda en casa y fuera de casa de la misma forma que el varón.

 

Pero no sólo eso, la mujer tiene una sensibilidad especial para ciertas cosas. El hombre sin embargo, dispone de mayor fuerza física por lo general (salvo alguna bigotuda),[1] es una cuestión biológica, que nadie lo discute. Es por ello que si no fuese así las estadísticas sobre la violencia de género no tendría estos resultados, de tal forma que las víctimas no serían siempre las  mismas, las mujeres. [2]

 

El género masculino, parece ser el agresor, el más fuerte, el que lesiona, mientras la víctima es la mujer, la más débil biológicamente en términos de fuerza bruta. Es por ello que todas las fuerzas políticas desean solucionar  el  grave problema de prevenir la violencia contra la mujer,   que es después del terrorismo el primer ataque directo a la integridad física y la primera causa de muerte. A pesar de los grandes avances democráticos de nuestros días, no hemos sabido solucionar este problema.

 

Por todo ello, esta Ley viene así a atajar, de una vez por todas, según los legisladores, esta lacra social, esta violencia sin sentido, contra quienes han sido en algún momento, nuestros seres más queridos. No es justo que paguemos nuestra violencia contra quienes nos han querido tanto, nos han ayudado, hayamos compartido nuestras vidas y habiendo tenido descendencia o no, descarguemos nuestro odio, contra ellas, las mujeres.

 

 Por ello si no somos capaces de controlarnos, que caiga el peso de la ley sobre nosotros, como la espada de Damocles, a modo de Leviatán o monstruo sagrado que nos castigue, ejemplarmente, teniéndolo  merecido para que, sirviendo de ejemplo al vecindario no caiga en la misma tentación.

 

 

 

2. LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER EN CIFRAS.

 

       Antes de entrar a comentar sobre la conveniencia o no de la Ley Orgánica contra la violencia de género, es conveniente conocer el alcance del problema, el de la violencia contra las mujeres. Para ello sirva esta estadística de  nueve semestres recogido en el presente informe[3]:

 

      

 

             Vemos que por Comunidades autónomas la más violenta es Andalucía, seguida de Cataluña , Madrid y Comunidad Valenciana, si tomamos en cuenta los datos absolutos.

 

                En el lado opuesto nos encontramos con Asturias, Cantabria,  La Rioja y Ceuta-Melilla.

 

 

             Estos mismos datos organizados por semestres. Vemos que desde el año 1999  tuvimos 55 asesinatos fue en aumento hasta el 2.002, llegando a ser 77 las víctimas de la violencia de género. Es a partir del 2003 cuando desciende bruscamente hasta la cifra de 45 víctimas asesinadas por sus maridos o parejas de hecho en general, auque también otras relaciones.

 

             En el año 2004, a finales, el 28 de diciembre es cuando se aprueba la Ley Orgánica 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género y se publica en el BOE el 29 de diciembre.

 

Pero no reflejamos la verdad si los datos no los facilitamos en relación con la población femenina de cada Comunidad Autónoma, ya que no sería justa facilitar unos datos absolutos, cuando lo más normal es comparar el grado de violencia teniendo cuenta la proporcionalidad, es decir comparando la población de cada Comunidad en relación con la población total de mujeres. No obstante, siendo así tampoco cambia sustancialmente el ranking de comunidades violentas.

 

 

 

 

Es este gráfico disponemos los datos en función de la población femenina de cada Comunidad Autónoma. Ya que sería una interpretación errónea interpretar los datos sin hacer referencia a la población de cada comunidad. Por lo tanto vemos que Andalucía, seguida de Cataluña y Madrid, es donde mas violencia ha existido contra las mujeres.

      

            

 

Sirva este mapa para ver la tendencia por Comunidades Autónomas del periodo estudiado 1999/2003. Las zonas amarillas son las Comunidades  que tienden en violencia de género a la baja, a diferencia de las zonas rojas que tienden a zonas más violentas a ritmo creciente.

 

Dentro de las zonas amarillas se encuentra: Asturias, Cantabria, Pais Vasco, Madrid y Castilla-La Mancha.

 

Dentro de la zona roja se encuentra: Aragón, Canarias, Cataluña, Ceuta, Galicia, Castilla-León, La Rioja, Murcia y Navarra.

       

        Las demás regiones, no han tenido un cambio significativo en cuanto a las cifras tendencialmente.      

 

      

 

En cuanto a datos sobre cifras de muertes de mujeres del año 2005[4], los datos hablan por si mismos: el número de mujeres muertas llega al techo en el 2003 y prácticamente se mantiene en el 2004, descendiendo a partir de entonces.

 

Setenta y dos muertes ocurrieron en el año 2004, una más que el anterior. Vemos que los datos no han ido en aumento aunque si han aumentado el número de denuncias de mujeres hacia hombres violentos. Las causas pueden ser las de una mayor sensibilización de las mujeres en denunciar los hechos, además de la mayor atención de la administración pública con este tipo de hechos.

 

 

 

   

 

 

 

 

 

            Veamos las edades de las víctimas: la más joven 16 años hasta la mayor mas de 64; Si nos fijamos en los agresores vemos que el mas joven es con 20 años y la edad habitual viene a ser de 30 a 50 años.

 

 

 

 

           

En cuanto a la  relación que mantiene la víctima con su agresor es sin duda alguna la relación de pareja o el hecho de vivir juntos. En contra de lo que podemos pensar vemos que la relación mas formalizada, es decir el matrimonio es la que se lleva la peor parte, con mayores cuotas de violencia.

 

 

 

 

 

 

 

    En cuanto las mujeres muertas en el año 2005, por Comunidades Autónomas, la que mas violencia hubo , fue Comunidad Valenciana seguida de  Andalucía, siempre en términos absolutos, seguida de la y Cataluña. Después fue Canarias, Baleares, Madrid, Aragón y Castilla y León.

 

        Las Comunidades que no tuvieron ninguna muerte fué Extremadura, Cantabria y Ceuta.

 

 

           

 

 

 

Los suicidios suele ser un fenómeno habitual con una proporcionalidad relativa, en cuanto  al que suele ir acompañado cierta conducta cuando se produce la muerte de la mujer, el varón se suicida en algunos casos. En este gráfico vemos que en el 2005 se produjo el mayor número de suicidios en relación con las muertes siendo el año 99 y 2004 los que menos.

 

                   

De las agresiones producidas durante el año 2005, 38 fueron producidas por ciudadanos españoles, mientras 18 lo fueron por ciudadanos  extranjeros y 6 desconocidos.

 

No sabemos la tasa de proporcionalidad que tienen los extranjeros con respecto a los Españoles, pero sin duda alguna es una tasa alta la violencia extranjera, en tanto que casi la mitad es producida por ciudadanos extranjeros consideramos una alta tasa de violencia para con las mujeres. Ello puede ser debido generalmente a que los ciudadanos extranjeros suelen disponer  de culturas más atrasadas en aspectos feministas.

 

        En cuanto al número de denuncias producidas por malos tratos veamos el siguiente gráfico realizado por el periódico el mundo y basado en datos del Instituto de la Mujer.

 

        Como se puede observar el número de denuncias va en aumento cada año. En el 2001 teníamos mas de 21.000 denuncias por malos tratos y en el 2004 se ha duplicado ampliamente pasando a ser mas de  57.000 las denuncias tramitadas. Hay que tener en cuenta que un porcentaje pequeño de denuncias aproximadamente el 10%, no llegan a estimarse porque son las mismas mujeres las que las  retiran, unas veces por presiones y otros por interés propio. A pesar de esto también no toda la violencia contra la mujer se denuncia. En este tipo de violencia existen una alta cifra oscura que nunca llega a los tribunales.

 

 

 

 

 

 

               

 

Veamos este otro gráfico sobre denuncias por malos tratos a su pareja en relación con las Autonomías. En este gráfico podemos ver denuncias tanto de la mujer como del varón. Tomemos por ejemplo la Comunidad de Andalucía y podemos ver un total de delitos y faltas de 12.421 realizadas por mujeres en el año 2004. Los hombres por los mismos hechos cursaron 2008 denuncias.

 

En el lado contrario se encuentra la Comunidad de Melilla con 230 denuncias de mujeres de las cuales son delitos 124 y el resto faltas. Los hombres  cursaron en la misma población 35 denuncias de las que 26 son faltas y el resto delitos.

 

 

3. ANTECEDENTES LEGISLATIVOS.

 

 

El 22 de diciembre del 2004, el Pleno del Congreso aprobaba por unanimidad la Ley Orgánica de medidas de protección integral contra la violencia de género.

 

Los aspectos más relevantes de la Ley serían los siguientes:

 

a)               El Pleno del Congreso aprueba por unanimidad el proyecto de Ley Orgánica Integral de la Violencia de Género.[5]

 

b)               El Senado respalda el proyecto de Ley contra la Violencia de Género por unanimidad.[6]

 

c)               Conde Pumpido critica el sesgo político del Consejo General del Poder Judicial en la ley contra la violencia de género.[7]

 

d)               El Ministro de Trabajo, Jesús Caldera hace declaraciones  indicando que el Gobierno mantendrá la discriminación positiva incluida en la Ley contra la violencia de género.[8]

 

e)               El informe del Poder Judicial crítico con el texto, salió adelante con diez votos frente a nueve votos, plantea objeciones a algunas cuestiones de la Ley.[9] El CGPJ, cuestiona la constitucionalidad de dos puntos concretos además de otras consideraciones recogidas en el informe crítico: 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        

 

1.      Que coacciones y amenazas pases a ser faltas a delitos sólo cuando el autor sea un hombre y la víctima una mujer.

 

2.    Que se creen Juzgados especiales de violencia sobre la mujer de los que se excluye al resto de víctimas de la violencia doméstica.

 

 

 

f)               El Ministro de Justicia, indica que de los cinco informes pedidos a los órganos consultivos: El Consejo de Estado, Consejo Económico y Social, Consejo Fiscal, Consejo Escolar y CGPJ, solamente el del Consejo General del Poder Judicial es crítico.

 

g)               El Consejo de Estado destaca entre otras cosas en su informe de 86 folios, que las medidas previstas deberían proteger también a los hijos y señala que las iniciativas en materia penal deberían omitir las referencias directas a la mujer como víctima. Asimismo destaca que una norma tan relevante hubiese merecido una elaboración mas sosegada, que debió incluir consultas a las Comunidades Autónomas y a las instituciones dedicadas a la problemática de la mujer.

 

 

 

Como vemos la citada Ley lejos de salir a la luz como una  norma pacífica para prevenir y castigar los delitos violentos contra la mujer se convierte en instrumentos de discusión entre partidarios y detractores, sobre todo el Consejo General del Poder Judicial quien ve en dicha ley, fuertes elementos de inconstitucionalidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. ALGUNOS ASPECTOS DE CRÍTICA CONSTRUCTIVA PARA LA MEJORA DE LA LEY.

 

 

En primer lugar vamos a analizar algunos aspectos de relevancia en cuanto a la Ley Integral contra la violencia de género.

 

Los aspectos relevantes en cuanto a dicha Ley en mi opinión son los siguientes:

 

1º)  Era necesaria la Ley o bien obedece a una oportunismo político del partido en el Gobierno?

 

Según algunos organismos de estado existía una normativa suficiente al respecto que se podía haber unificado. Parecía más lógico efectuar una reunificación de toda la normativa que hacer una ley integral. Al parecer puede obedecer a cierto oportunismo político la elaboración apresurada de una Ley Integral contra la violencia de género, cuando ya existía una normativa al respecto que había que negociar con las Comunidades Autónomas y cuando menos   disponer del visto bueno de los Órganos Consultivos del Estado, sobre todo el Consejo de Estado y el Consejo General del Poder Judicial.

 

2º.  Una norma tan relevante debería haberse negociado con todas las partes, Comunidades Autónomas, Partidos Políticos, Judicatura, Asociaciones de mujeres. Creo que ha sido excesivamente ajustada a los criterios del Gobierno y del Gobierno centralista de la Nación. Una Ley de resultados se ha de adaptar territorialmente para conseguir los resultados que se propone,  ya que la ley es muy compleja, por disponer de muchas partes de un todo, requiere coordinación y no distintas legislaciones autonómicas, que en estos momentos puede estar justificado el que en ciertas zonas se desarrollen leyes autonómicas sobre la misma cuestión.  YA LO ANUNCIÓ EL CONSEJO DE ESTADO.

 

3º. La Ley no tiene garantías de constitucionalidad. Nació con ciertas críticas de los órganos consultivos. Dichos Organos, aunque sus informes no sean vinculantes, se han de tener en cuenta si se quiere que las leyes sean consensuadas, funcionales y no represivas. Cuanto mas negociada sea una Ley, más fácil será su cumplimiento, y sobre todo cuando dichas normas se habla de educar y convencer a la población.

 

4º. La Ley puede ser discriminatoria. Las amenazas y coacciones son delitos solamente cuando las comete un hombre y una falta cuando las cometa una mujer. Ya veremos que dice el Tribunal Constitucional en cuanto a los recursos de inconstitucionalidad que varios Jueces han planteado.[10]

 

5º. La Ley se olvida de las personas mayores y de las personas que padecen algún tipo de discapacidad, además de los hijos menores. Ya lo advirtió el Consejo de Estado en su informe.

 

6º. La ley no ampara a las parejas homosexuales que también se pueden encontrar con una situación de violencia de género. Recientemente una persona se ha encadenado precisamente por este motivo ya que su pareja le ha dado un trato degradante y no tiene ningún derecho, al final se ha acogido a medidas por víctima de la violencia, pero con por la Ley Integral.

 

7º. Existe riesgo de solapamiento de diversas legislaciones autonómicas que regulan la misma materia.[11] Esto ya lo indicaba el Informe del Consejo de Estado.

 

8º. La ley no regula aspectos tecnológicos sobre el control a los maltratadotes, tales como pulseras, controles tecnológicos.

 

9º. La especialización puede conllevar de alguna manera, la excesiva división de los Juzgados. No sería mejor no fijar juzgados por razón de sexo, sino por razón de la función que realiza o por la materia? Creo que puede ser una medida innecesaria.

 

        Estas son en mi opinión algunas de las críticas que hacen que una Ley, que en principio por la temática que pretende combatir ha de ser  absolutamente formal en cuanto a su elaboración, pase a ser de una ley negociada a una ley impuesta, habiendo perdido la posibilidad del consenso ya no entre las fuerzas políticas, sino entre los principales Órganos del Estado.

 

 

5.             CONCLUSION

 

Una ley tan importante como es esta, me hubiese gustado, que se hubiese elaborado buscando una máxima participación, no solo en el Parlamento, sino en toda la sociedad. Empezando por las instituciones y terminando por la sociedad civil, administraciones autonómicas.

 

Los aspectos de constitucionalidad que puedan hacer dudar a la sociedad por la falta de armonía con la Constitución se debían haber solucionado, teniendo en cuenta a otros colectivos desfavorecidos, tales como tercera edad y niños.

 

Una elaboración tan rápida como se ha hecho esta Ley, no puede ser buena. A partir de ahora esperaremos pronunciamientos del Alto Tribunal que enmendará o dejará como está esta Ley, dando la razón al que la tenga, que poco había costado tener en cuenta las enmiendas de los organismos profesionales.

 

Las críticas de los Órganos Consultivos del Estado, las que comparto, han caído en el olvido para quienes han legislado la presente. Veremos a ver si la aplicación práctica de la Ley es la esperada y  los resultados los queridos. No obstante creo que se ha judicializado un sector de la población al que se tenía que haber acudido por la vía de la educación y convencimiento y esta Ley nació como una promesa electoral más que como una necesidad imperante. Sin embargo contra la violencia doméstica, todo es poco. Si tenemos una herramienta mas para combatir la violencia contra las mujeres, hemos de utilizarla con todas nuestras fuerzas para hacer descender la violencia a mínimo grado que pueda aguantar un estado de derecho.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BIBLIOGRAFIA UTILIZADA

 

1.                                CID J., LARRAURI E. La delincuencia violenta. ¿Prevenir, castigar o rehabilitar? Ed. Tirant serie menor.

2.                              Del Toro Martín, S. Negociaciones Gobierno-ETA paso a paso (1976-1988), ag. EFE, Diario El Mundo, nº 2818 de fecha 6 agosto de 1997

3.                              Diez Ripollés, J.L. La racionalidad de las leyes penales, ed. Trotta, año 2003.

4.                              Garrido Falla, V./Stangeland P./ Redondo Illescas, S.

Principios de Criminología, ed. Tirant lo Blanch. 2001.

5.                              García-Pablos de Molina, A. Tratado de criminología, ed. Teoría, año 2003.

6.                              Llera Ramo, F.J. Violencia y opinión pública en el País Vasco. Arroyo Zapatero, L. director, colección estudios. Año 1993.

7.                              Serrano Maíllo, A. Introducción a la criminología, ed. Dykinson, año 2005.

8.                              Soria Verde, M.A./Garrido Gaitán, E./Rodríguez Escudeiro, R./ Tejedor de Felipe, D. Psicología jurídica un enfoque criminológico, ed. Delta publicaciones, 2006.

9.                              Martínez Arrieta, A. Director. Psiquiatría criminal y comportamientos violentos, ed. Cuadernos de derecho judicial, 2005.

10.                          Rodríguez Ramos, L. Código Penal comentado y con jurisprudencia, ed. La ley, 2005.

 

 

 

 

 

 

 

Trabajo finalizado el 12 de junio de 2006

 

 

] Expresión de la Profesora Alicia Rodríguez Núñez, en las jornadas sobre violencia de género en los Cursos organizados por el Departamento de Derecho Penal y Criminología de la UNED.

                        2. En porcentajes superiores al 95 % según las estadísticas más recientes.

[3] Informe sobre la violencia de género contra las mujeres en España. Tasas y tendencias 1999/2003, facilitado por la Fundación Mujeres.

[4] Facilitados por el Instituto de la Mujer.

[5] Información facilitada por la Agencia Europa Press de fecha 7 de octubre del 2004.

[6] Información facilitada por el Agencia EFE el 2 de diciembre del 2004.

[7] Noticia efectuada por la agencia EFE el 25 de junio del 2004.

[8] Declaraciones efectuadas por el Ministro de Trabajo, Jesús Caldera. Información facilitada por el Diario El Mundo de fecha 25 de junio del 2004.

[9] Ver informe del Consejo General del Poder Judicial .

[10] Entrevista a Doña Monserrat Comas, presidenta del Observatorio contra la violencia,  mediante entrevista con encuentros digitales del periódico el mundo.es con motivo del primer aniversario de la entrada en vigor de la  ley integral, el día 31 de enero del 2006.

[11] Ver la Legislación sobre la violencia de género en la Comunidad de Madrid, Canarias, y otras.

 

 

Escrito por Aitor Ibarra

Abogado Del Ilustre Colegio de Madrid http://www.icam.es

Socio Fundador de IBARRA ABOGADOS.Bufete Jurídico y financiero.

http://www.ibarraabogados.com

http://www.ibarraasociados.com

Graduado Social.

Tecnico Superior de PRL en Seguridad, Higiene y Ergonomia-Psicosociología

Coordinador de Euskadi de AEPSAL Asociación Estatal de Prevención y salud laboral.

http://www.aepsal.com

Socio de la Asociación Nacional de Abogados Laboralistas http://www.ellaboralista.com

Socio de la Asociación de Profesionales de Inversión y Financiación http://www.aif.es

Para ponerse en contacto con el autor: aitor@ibarraasociados.com

Móvil 605718858

Especialista en Derecho Penal y Criminología

 

Comentarios

Es posible que pasen injusticias, como con todas las leyes. Pero en cuanto a violencia física, el macho suele ser más fuerte que la hembra y la puede ejercer. Es tal la indefensión de la mujer ante ello que se justifica en parte la ley.

LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO: DEROGACIÓN porque no sirve de nada, porque se detiene a inocentes sin pruebas, porque solo sirve como arma para el divorcio, porque es discriminatoria, porque parte de unas premisas falsas, porque las mujeres realmente maltratadas siguen muriendo sin que la ley lo impida y en cambio: SE DETIENE A PADRES INOCENTES Y SE LES EXPULSA DE SUS CASAS SIN PRUEBAS Y AUNQUE DESPUES SEAN ABSUELTOS EL DAÑO ESTÁ HECHO. POR ESO: LEY DE VIOLENCIA DE GENERO DEROGACION YA Una ley que no funciona y que además es injusta no hay que reforzarla, hay que derogarla inmediatamente. Cada día se detiene sin pruebas en España a entre 350 y 400 hombres por denuncias de supuesto maltrato. Esto no se puede soportar, por muchos millones en propaganda que se gaste el ministerio de igualdad y todas las bien subvencionadas asociaciones del feminismo radical la gente ya nos estamos dando cuenta de lo que está sucediendo realmente. VIOLENTA LEY GÉNERO: DEROGACIÓN

Toda la motivación es entendible, pero la materialización pasa al punto de excesiva, ¿queremos desterrar una discriminación de genero creando una ley que distingue entre los sujetos por sexo? porque entonces no sacamos una ley para los judios? una para los blancos y otra para los negros... el abismo juridico a que nos asomamos es incalculable. Venezuela.

También conocemos el dominio de la mujer sobre el hombre: Hay alguna que chantajea a su marido pidiéndole joyas a cambio de “cama”. También las hay que no le dejan a él hablar en una consulta. Son maridos ridiculizados, ninguneados, menospreciados, cohibidos. Se les aplica durante años eso que llaman el bonsái: Ir recortando a una persona hasta hacerlo pequeño y dominarlo. Claro que hay menos denuncias de hombres contra mujeres, pero esto es “el pescao que se muerde la cola”. Quizás estas situaciones de dominio que, sin duda están sumergidas, si hubiera una ley específica que amparase al hombre, a lo mejor se denunciarían más casos. Lo que está claro es que, si la violencia genera violencia, la discriminación, por muy positiva que sea, generará más discriminación. La ley se aprobó por todos los partidos políticos, muy bien, pero la Constitución Española también se aprobó y es de mayor rango, por lo que debería prevalecer el artículo 14 de la misma. Es posible que esta Ley de violencia haya sido aprobada debido a la presión social. Con el tiempo debería modificarse porque no es de recibo legislar solo para un sexo. Los hombres deberíamos debatir estos temas con respeto para mejorar en convivencia, porque nos están “comiendo el coco”. Como se le ocurra a tu mujer decir que “las tocao” lo tienes crudo, porque seguramente ahora lo que piensa la opinión pública es que “algo habrás hecho”.

bueno la violencia es algo muy grabe y no se si hay algun metodo de detenerlo y si usted lo sabe o sabe algo mas de con quien puedo recurrir quisiera que me lo digera para estar mas informado se lo agradeseria,y su analisis no es lo suficientemente claro perdon entonses nos vemos adios.

Añadir un Comentario: